Volver

Inaugurada en Covadonga la exposición “La imagen de un Reino”

  • Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this page
Inaugurada en Covadonga la exposición “La imagen de un Reino”

Este jueves, 14 de junio, se inauguró en la primera planta del Museo de Covadonga la exposición “La imagen de un Reino”, compuesta por veinte piezas, de las cuales, diecisiete son pinturas pertenecientes a la serie cronológica de los Reyes de España, que representan a monarcas asturianos y leoneses, depositadas en Covadonga por el Museo del Prado, por Real Orden del 30 de diciembre de 1884.

A la inauguración de la exposición acudieron, entre otros, el Arzobispo de Oviedo, Mons. Jesús Sanz, el Consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, el Consejero de Educación y Cultura, Genaro Alonso, el Abad de Covadonga, Adolfo Mariño, y el Alcalde de Cangas de Onís, José Manuel González.

Además, estuvo presente la Coordinadora General de Conservación del Museo del Prado, Karina Marotta, quien recordó a los presentes que los lienzos fueron ideados, en 1847, por José Madrazo, por indicación de Isabel II y con el fin de legitimar su figura a través de la creación de una galería de retratos de los reyes hispanos desde la época visigoda. Aunque en un principio estaban pensados para permanecer en el Museo del Prado, con el tiempo se fueron dispersando por muy diversos destinos.

Los diecisiete cuadros que permanecen en Covadonga se encuentran en el Santuario desde 1884, cuando el Obispo Martínez Vigil los solicitó para el Claustro de la Colegiata. Además de ese destino, a lo largo de todos estos años las obras han pasado por lugares tan distintos como el Hotel Pelayo o la Sala Capitular,  y se encontraban en un claro estado de deterioro, motivo por el cual han sido sometidos a una restauración que les ha devuelto todo su esplendor.

Con esta muestra, las diecisiete obras del Museo del Prado se unifican en una sala , acompañadas por dos estatuas de madera, una del rey Pelayo y otra de Alfonso I, que hasta principios del siglo XX se mostraban a ambos lados de la entrada a la Santa Cueva por la escalera “de las promesas”. Además, se encuentra la corona de la Virgen de Covadonga, obra de Félix Granda, con la que fue coronada canónicamente en 1918, en un acto que contó con la presencia del cardenal Guisasola y los reyes de España, Alfonso XIII y Victoria Eugenia.

 

Para mejorar el servicio, utilizamos cookies propias y de terceros. Si sigues navegando, entendemos que aceptas su uso según nuestra política de cookies.

Más información sobre Cookies